Los programas “en tiempo de pausa” combinan descanso y actividad para aprovechar lo que ofrecen las pausas, en línea con los intereses personales y profesionales de los participantes. Estos metaespacios de recreación, para personas y organizaciones, están pensados para fortalecer la adaptación activa a una realidad cambiante.

Las pausas son una CLAVE DE VIDA, sobre todo las que aportan vitalidad y sentido de ser. Reconocerlas y saber aprovecharlas es esencial para nuestra vida personal y profesional. Las hay pequeñas, como las que ocurren en la  respiración; las hay extensas, como los tiempos sabáticos; y están los  momentos de descanso y ocio creativo, dedicados a hacer nada o a hacer algo que exprese lo que durante la vorágine cotidiana no es posible.

En mis libros las pausas tienen un lugar importante. De hecho, “TENUES HILOS entretejen vidas, traman destinos” se desarrolla en un tiempo de pausa, en una estadía en un lugar de naturaleza privilegiada en Laguna de Rocha, en Uruguay. Un tiempo de ocio creativo que me permitió cuestionar conceptos arraigados en la sociedad, en la economía y en mi vida personal. 

En agenda: